Sacre infló costos de remodelación del estadio "Hernández Castro" para llevarse la última "tajada"
Inicio > Tuxtepec > Sacre infló costos de remodelación del estadio "Hernández Castro" para llevarse la última "tajada"
Sacre infló costos de remodelación del estadio "Hernández Castro" para llevarse la última "tajada"

alt

DAR CLIK PARA VER EL VIDEO

Redacción El Piñero/Corresponsalía

- El creador original del proyecto aseguró que robaron parte de su proyecto y lo modificaron para pedir más recursos a la Federación, ya que la actual obra no vale 11.5 MDP como anunció el Presidente saliente.

Tuxtepec, Oaxaca,  29 de diciembre del 2016.- Otro problema de credibilidad afecta la imagen del Presidente Municipal Antonio Sacre Rangel, pues el Ingeniero Civil Jorge Luis Parra López, representante legal de la empresa grupo constructor de la Chinantla S.A. DE C.V. denunció que el edil "le jugó una mala pasada" al pedirle en un principio que donara su proyecto para que una vez que el Ayuntamiento obtuviera el recurso para iniciar la obra lo hicieran a un lado para inflar los costos de la construcción y así gastar el dinero de forma injustificada.

"Coki" Parra enfatizó que en un principio el donó el proyecto por solicitud del Presidente Municipal quien le pidió que lo hiciera llegar a través de su entonces director de deportes José Humberto Villamil Azamar y fue él quien se encargó de recabar las firmas del director de obras públicas y Antonio Sacre Rangel para poder presentar ese proyecto al Diputado Federal Antonio Amaro Cancino quien a la postre lo llevaría a validación y aprobación.

"Es triste, es penoso y da coraje porque mi única intensión era donar el proyecto para un beneficio común y lo único que solicité es que quedara constancias que yo hice el proyecto digno de un estadio de béisbol de Tuxtepec" subrayó el contratista.

Que añadió "desafortunadamente hoy me doy cuenta que hacen un proyecto al vapor para poder generar y gastarse los recursos al máximo sin respetar el proyecto que se dio para esa ocasión, yo creo que fue una mala jugada de la administración de Sacre no para mi sino fue una burla para el pueblo".

Es de mencionar que el Ingeniero Parra duró 3 años haciendo ese proyecto que incluyó un estudio de factibilidad para demostrarle a las dependencias donde solicitaron el apoyo que Tuxtepec necesitaba ese beneficio ya que en la actualidad más de 18 mil personas utilizan ese inmueble que de acuerdo a su idea original cumplía las condiciones y características que exige la Comisión Nacional del Deporte.

El conocido "coki" Parra, indicó que el proyecto integral original era de 48 millones de pesos, el cual incluía rampas para personas con discapacidad, 2 túneles de accesos para que el público ingrese al estadio, dugouts independientes donde el pelotero no tiene la necesidad de pasar por el tránsito peatonal dentro del inmueble sino que entra desde la calle, ahí se contemplan vestidores y baños, es decir todo lo necesario para que el beisbolista no tenga la necesidad de salir a la cancha a vestirse.

Además la empresa de construcción Chinantla explicó que su proyecto también abarcaba un edificio de servicios médicos, vestidores para equipos visitantes y locales, además de un gimnasio totalmente equipado y un área para asambleas.

En la parte de en medio el nuevo estadio sería un edificio de dos niveles en donde por la entrada principal estarían las taquillas, servicio de barra para la venta de bebidas, en la planta alta una oficina para el director del deporte, una oficina para eventos especiales y un área VIP totalmente ajena al resto de la gradería, es decir un área de invitados especiales.

De acuerdo a la versión del Ingeniero Jorge Luis Parra López, en su proyecto se trataba de aprovechar al máximo los espacios ya constituidos, por lo que se dejarían las gradas existentes y sólo se adicionarían los asientos de la parte superior, esto también serviría para reducir costos.

La capacidad del inmueble sería de 12 mil aficionados sentados en butacas, una ampliación de la gradería que abarcaría la parte norte y sur, el techo con una infraestructura adicional de concreto, una sisterna de 60 mil litros de agua para abastecer los baños, alumbrado para las gradas, riego para el campo de béisbol y con la idea de que se practique el fútbol pero librando el montículo de pitcher.alt
 
 
Banner
Banner
Banner
POWER WEB
memcached_not_works